Sueños e Hipnosis

Interpretación de sueños.
El cerebro identifica, reconoce por símbolos, y cada símbolo tiene un significado, la mayoría de ellos es en idioma universal (en cualquier idioma significaría lo mismo).
Por ejemplo, si soñamos con el Sol, en cualquier idioma sería lo mismo al igual que su significado, pero a su vez se le suma lo que significa para cada individuo en particular.
Puede que para ti, el sol signifique vacaciones, playa o diversión…etc.
De ahí partimos… A través de los sueños descubrimos qué es lo que puede estar guardando nuestro inconsciente que no podemos ver conscientemente.
“No podemos permitirnos ser ingenuos al tratar los sueños. Se originan en un espíritu que no es totalmente humano sino más bien una bocanada de naturaleza.”
Capacitada en Centro Jung De Buenos Aires

La Hipnosis puede ser definida como un estado de consciencia caracterizado por relajación, sugestionabilidad e incremento de imaginación.
La Hipnosis permite un acceso directo a la mente subconsciente, rememorar sucesos o situaciones ya olvidadas y regresiones.
La comunicación con una persona hipnotizada permite evitar los filtros que normalmente son provistos por la mente consciente lo que hace que la persona responda a sugestiones que normalmente evitaría.
Es por esto que la hipnosis ha probado ser un método efectivo para corregir malos hábitos, mejorar la memoria y el aprendizaje, mejorar habilidades, con-trolar el dolor y remover bloqueos que evitan que las personas alcancen su pleno potencial.
Contrariamente a lo que se cree ninguna persona en estado hipnótico puede ser forzada a realizar acciones que vayan en contra a su ética o moral. Nadie puede ser obligado a hacer nada en contra de su voluntad.
No hay nada “misterioso” ni “oculto” en la hipnosis, de hecho efectos que son producidos bajo hipnosis pueden ser realizados sin hipnosis en personas que estén adecuadamente motivadas.
Mucha gente piensa que la hipnosis es peligrosa, esto es sólo un mito.
Todas las investigaciones al respecto concluyen que los procedimientos hipnóti-cos normales no representan ningún peligro para la persona hipnotizada.
¿Se siente algo desagradable al estar hipnotizado? No, por el contrario, se experimenta una normal y placentera sensación de profunda relajación.
¿Olvidaré todo lo que sucede mientras estoy hipnotizado? A pesar de que al estar muy profundamente relajado es posible que algunas personas no re-cuerden lo sucedido, la mayoría de las personas recuerdan todo lo ocurrido.
¿Perderé el control mientras estoy hipnotizado? No. La persona hipnotizada siempre tiene el control. Usted puede salir del estado hipnótico cuando lo desee. Ninguna persona hipnotizada puede hacer algo que no quiera, así que no revelaré ningún secreto, o aceptaré sugestiones que vayan en contra de sus creencias o códigos éticos o morales.
¿Qué pasa si no puedo ser hipnotizado? Solo un muy bajo porcentaje de personas no pueden ser hipnotizadas, la mayoría de ellas debido a un bajo Coeficiente intelectual o falta de concentración. Toda persona con una inteligencia normal y capacidad de concentrarse puede entrar en un estado hipnótico. Lo más importante es que la persona quiera cooperar. En todo caso las personas con mayor capacidad de imaginación y mayor inteligencia, son más fáciles de hipnotizar.
¿Es posible que la hipnosis debilite mi voluntad? Por el contrario, frecuente-mente se usa la hipnosis para fortalecer la fuerza de voluntad.
¿Es posible que nunca salga del estado hipnótico? Esto NO es posible! Siempre volverá su estado natural. Aunque el hipnotista se vaya o muriera durante la sesión, usted despertaría luego de un rato, igual que lo hace todas las mañanas.
Tenemos dos hemisferios cerebrales, derecho que es el encargado de los afectos, el amor el esparcimiento, la vida al aire libre, juegos , baile, música… etc…
El hemisferio izquierdo es el intelectual, matemático, laboral…en ocasiones no se ponen muy de acuerdo a la hora del ingreso de datos”…y es cuando es ideal la hipnosis.
A través del estado hipnótico se logra ingresar los datos necesarios para poder lograr nuestros objetivos, nuestras metas sin inconvenientes, sin interferencias.