Dolores menstruales muy fuertes que me torturaban…

Como testimonio y para compartir los logros de la terapia que estoy transitando con Mónica Franzese voy a desarrollar apreciaciones personales de esta experiencia.

En primer lugar me encontré con un espacio cálido y confiable, el clima de la sesión está muy cuidado y Mónica logró que confíe en ella cosas que estaban guardadas muy adentro mio.

Todo lo que surge gracias a esta confianza, sumado a su conocimiento y a su modo simple de explicar cuestiones complejas sobre cómo funciona el cerebro, es revelador para mí y a partir de cada sesión aparece nuevo material de reflexión y descubrimiento.

Hasta el momento puedo decir que el cambio más grande fue haber dejado de tener dolores menstruales muy fuertes que me torturaban todos los meses al punto de encontrarme en varias ocasiones en guardias de hospitales y hasta una vez internada. Esto ya no me sucede, lo comprobé en los últimos dos meses, y tengo fé en que no me va a volver a suceder.

También desde la terapia floral encontré una buena ayuda en cambios interesantes en mi ánimo del día a día. Tenía dificultades cotidianas para hacer determinadas cosas porque me sentía desganada y desmotivada. Recobré mi energía y la pasión por lo que hago, y las cosas empezaron a acomodarse en lo académico, económico y familiar.

Estos son los cambios que veo hasta el momento. Mientras seguimos trabajando y pronto veremos mejoras en mi Escoliosis para agregar al testimonio, estoy segura!

D. C.